Las últimas

lunes, 12 de agosto de 2013

COLECTIVIDAD COLOMBIANA EN BUENOS AIRES PARTICIPÓ DE TEATRO POR LA DIVERSIDAD

  • La pieza teatral “Oro”, producida por la Asociación de Mujeres Colombianas en Argentina (AMCA), cuenta la historia de Petronio (Álvaro Nel Hernández), un minero afrocolombiano que vive en un pueblo del Chocó y subsiste de la práctica de minería artesanal conocida como barequeo.
Por: Katherine Fernández.
Fotografías: Carlos Rojas.

La colectividad colombiana abrió la quinta edición de Teatro por la Diversidad que organizó, entre el 6 y 9 de agosto, la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Un elenco dirigido por Natalia Morales expuso la práctica del barequeo en el Pacífico colombiano, en el evento que este año ha convocado a migrantes rusos, chinos, italianos, ucranianos, gallegos, peruanos, mexicanos, bolivianos, y de otras comunidades radicadas en la capital argentina.

La pieza teatral “Oro”, producida por la Asociación de Mujeres Colombianas en Argentina (AMCA), cuenta la historia de Petronio (Álvaro Nel Hernández), un minero afrocolombiano que vive en un pueblo del Chocó y subsiste de la práctica de minería artesanal conocida como barequeo. Allí sueña con encontrar una piedra de oro que le permita convertirse en comerciante, organizar su futuro junto a la negra María Nemía (Catalina Vargas) y librarse por fin del dominio de su patrón (William David Luna).

Una vieja narradora (Adriana Vargas) condujo al público por esta historia en la que también se conocieron las idílicas situaciones ocurridas en la cabeza de Petronio mientras fantaseaba con encontrar la piedra. Otros compañeros barequeros (Paulet Laurent, Leandro Quiroz y Katherine Fernández) acompañaron la realidad de la mina y dieron cuerda al mundo imaginario de Petronio.

“Oro”, cuya dirección escenográfica estuvo a cargo de Ximena Gomescásseres y contó con la presencia de la bailarina Hanna Ruiz, compartió el escenario con dos obras invitadas: el unipersonal “Lamerica” del italiano Giampaolo Samá y “Atando cabos” de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático EMAD. Esa posibilidad de compartir las tablas es, según la directora de la obra colombiana, “una gran oportunidad para exponer las piezas teatrales que recorren nuestra cultura viva, un lugar de encuentro con otras colectividades y un gran espacio de difusión para seguir contándole a la Argentina sobre el lugar del que venimos”.

El año pasado Natalia Morales también dirigió para este mismo evento "Rosas, tomates y folklore”, basada en las costumbres y gastronomía de Antioquia, y a finales de 2012 estrenó la obra de teatro infantil "Arrullos para Soñar", con temática de la Costa atlántica. Por eso consideró acertado para esta ocasión ubicar el relato en el Pacífico y convocar a bailarines y actores afrocolombianos radicados en la Argentina. “Mi país es tan diverso y hermoso que hacen falta más piezas para seguir el recorrido por todas las regiones, tal vez nuestra próxima parada sean los Llanos o la Amazonía”, expresó Morales.

Concebido como un espacio para el apoyo y la promoción del trabajo artístico de las colectividades presentes en Buenos Aires, Teatro por la Diversidad ya se convirtió en un ámbito de representación identitaria y creativa para los colombianos que viven la ciudad porteña, porque como lo asegura Morales, “la melancolía que ha generado en nosotros el desarraigo, ha hecho que se genere esta cohesión necesaria para comunicar y difundir los valores del lugar del mundo desde el que emigramos. Nuestro propósito es portar la bandera del país y compartir con toda humildad a la comunidad latinoamericana presente en la Argentina, pinceladas, canciones, fotogramas, pedacitos de nuestra querida Colombia”



 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes