Las últimas

miércoles, 14 de agosto de 2013

EL DERECHO DE AUTOR NO DESAPARECE CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS: EDUARDO DE LA PARRA


  • El especialista ofreció la conferencia magistral Derechos de Autor: ¿Una figura antigua para nuevas tecnologías? en el marco del V Seminario Multidisciplinario: El Derecho de Autor en el Ámbito Editorial realizado este 14 de agosto en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes


Conaculta. Cuando apareció Internet surgieron las voces de quienes dijeron que los derechos de autor están muertos y que su legislación es un instrumento antiguo que no sirve para atender a las nuevas tecnologías, pero lo que es interesante es que cada vez que alguien pronostica su desaparición la historia nos ha demostrado todo lo contario: que se fortalecen, adaptan y van de la mano con los cambios tecnológicos, destacó Eduardo de la Parra.

El doctor en derecho por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestro en propiedad intelectual y sociedad de la información por la Universidad de Alicante, España, inauguró con su conferencia magistral Derecho de autor: ¿Una figura antigua para nuevas tecnologías? el V Seminario Multidisciplinario: El Derecho de Autor en el Ámbito Editorial que tuvo lugar este 14 de agosto en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes. 

El especialista inició su conferencia al señalar que existen personas que dicen que los derechos de autor son cosas del pasado en esta época de revolución digital, de telecomunicaciones y que por lo tanto hablar de derechos de autor suena anacrónico porque es hablar de algo cómo con un molde viejo, antiguo o caduco.

“Sin embargo es todo los contario porque los derechos de autor no son un estorbo y podríamos adaptarlos a las necesidades de satisfacción de bienes y servicios culturales, satisfacción de información que nos presenta la actual sociedad de la información”, destacó Eduardo de la Parra.

La charla continúo con la pregunta ¿Cómo sería un día la difusión de los bienes y servicios culturales si no existieran los derechos de autor?, a lo que el propio Eduardo de la Parra respondió abordando diversos aspectos históricos que han mostrado cómo fueron creándose y evolucionando los derechos de autor.

“Un caso muy particular que nos ayuda a reflejar esto es lo que le sucedió al dramaturgo Molière (Jean-Baptiste Poquelin) a quien le robaron su obra y la publicó un editor sin su permiso, ya que antes de que a los autores se les diera el derecho de autor, es decir, el derecho para autorizar o prohibir el uso de sus obras, subsistían sólo con apoyos estatales.

“Y otros escritores lo que hacían eran contratos de compraventa, de manuscritos que vendían a un editor quien podía imprimirlo y explotarlo, pero el derecho era sólo sobre el papel, sobre el manuscrito, no sobre la obra o el bien intelectual contenido en el manuscrito, entonces de repente debido a esto se empezaron a dar prácticas como el robo de manuscritos y el autor ya no podía hacer nada, ya que no existían los derechos de autor y muchos menos un incentivo”.

Eduardo de la Parra también expuso que John Locke fue una de las primeras voces que impulsaron la creación de leyes que protegieran a los autores, “él impulsó que se modificará la legislación de Inglaterra para que al final se consideraran crear los derechos de autor”.

Añadió que otra voz destacada fue la de John Milton, quien propuso que aunque la legislación no estableciera derechos de autor, se firmara un contrato que ya no fuera de compraventa de un manuscrito, sino un permiso para reproducir y explotar temporalmente una obra.

“Con estos ejemplos –añadió el especialista– hacemos un balance de cómo fue la situación previa de los derechos de autor y nos damos cuenta que era una bastante precaria para los creadores”.

Eduardo de la Parra también detalló que el mundo sin derechos de autor quizá permitiría que fuera fácil y barato el acceso a la cultura, pero también provocaría un déficit en la calidad y cantidad de producciones culturales. 

“Entonces ¿por qué tener un régimen de derechos de autor? porque genera empleos y promueve las inversiones, hablando económicamente. Las estadísticas de quienes se han puesto a estudiar lo que las industrias creativas dan al Producto Interno Bruto (PIB) de los países es alto, en México se ha dicho que aportan al PIB entre el 5 y 7 por ciento, por lo que vemos que son una de las industrias más pujantes”.

El especialista también comentó que un argumento del porqué seguir impulsando los derechos de autor es que forman parte de los derechos humanos que desde 2011 en México han sido modificados para imponer la obligación de respetar y sancionar a cada una de las autoridades que actúan en el país.

“En pocas palabras, los derechos humanos establecen un régimen de derecho humano a la protección jurídico-autoral. Hay derechos que también últimamente se han puesto de moda aunque en los tratados internacionales ya llevan décadas: el llamado derecho a la cultura o de acceso a la cultura que también promueve los derechos de los autores”, concluyó Eduardo de la Parra.
 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes