Las últimas

viernes, 9 de agosto de 2013

Himnos del mundo: Noble patria, tu hermosa bandera


Busto de Manuel María Gutierrez

Noble patria, tu hermosa bandera, es el Himno Nacional de Costa Rica desde 1852. Su música fue compuesta por Manuel María Gutiérrez Flores, quien dedicó la partitura al francés Gabriel-Pierre Lafond. La música fue creada para recibir a delegados de Gran Bretaña y Estados Unidos en ese año. Ha tenido varias letras; la actual fue escrita para un concurso convocado en 1903 por el gobierno de don Ascensión Esquivel Ibarra, para darle al himno una letra que reflejara la idea de ser costarricense. El concurso lo ganó José María Zeledón Brenes. Fue declarado oficial en 1949, bajo el gobierno de José Figueres Ferrer.


Desde el periodo Independiente de 1821 hasta el periodo Republicano, Costa Rica no tenía himno nacional. El presidente de entonces, Don Juan Rafael Mora Porras, supo de la llegada de representantes diplomáticos de Inglaterra y Estados Unidos.

Se llamó a Palacio Presidencial al Director de la Banda Militar de Costa Rica, don Manuel María Gutiérrez, un talentoso músico herediano de tan solo 24 años de edad. Cuando le dijeron que había que tocar el himno de Costa Rica, contestó que desde la Independencia de España, no existía himno nacional de nuestro país.

Pues entonces hay que hacerlo, dijo el General Juanito Mora. Y a usted le corresponde hacerlo, como maestro de la banda militar.

El Maestro Gutiérrez supo que la tarea que se le encomendaba era muy difícil y que el tiempo que le daban era muy poco, era muy limitado.

En vano fue dar explicaciones. Viendo la urgencia del caso, don Juanito resolvió que el maestro Manuel María Gutiérrez guardara arresto en el Cuartel Principal y ordenó que se le proporcionara allá toda comodidad y se le facilitaran los útiles necesarios para el trabajo, de manera que no tuviera necesidad de salir sino hasta cuando hubiese terminado. Bueno, aunque hubiera querido, los militares no podían dejarlo salir, por orden del mismísimo presidente de la República.

Preso en una cárcel, obligado a componer un himno nacional, el joven Manuel María Gutiérrez pasó toda la tarde y la noche entera tratando y tratando, pero nada de lo que se le ocurría era de su agrado. Fue hasta las cinco de la mañana, después de pasar la noche en vilo, que pudo componer las notas de lo que por más de 160 años ha sido la composición musical más importante de todo costarricense. La música del himno se conserva hasta nuestros tiempos. Los acordes resonaron por primera vez con ocasión del arribo de las delegaciones diplomáticas de Inglaterra y Estados Unidos, un acto realizado en el Cuartel Principal, donde después estuvo el Teatro Raventós.

Desde los mares panameños, tras el timonel de nuestra Fragata Cultural, saludamos a todos los costarricenses diseminados por el planeta, y que con un orgullo tremendo, entonan con sus voces las notas de esta bella composición musical, el Himno Nacional de Costa Rica, cuyas notas esparcidas en el ambiente le dan una masa sustanciosa al aire, un aire cargado con el folclor y la forma de vida de la gente de Costa Rica.



Fuente del texto: "Wikipedia, Enciclopedia Libre"
 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes