Las últimas

lunes, 26 de enero de 2015

El mejor remedio para la injusticia: ¡Justicia!


Por: Luis Flórez Karica.

Dicen por ahí que la justicia tarda... pero llega.  Quizá por ello vemos en los medios de comunicación que poco a poco, altos funcionarios del gobierno anterior comienzan a desfilar en las distintas fiscalías anticorrupción para rendir cuentas por sus actos.  Y es que la administración del quinquenio pasado ya se ubica en el primer lugar de las más corruptas de la era republicana panameña. Así lo demuestran las investigaciones que adelanta el Ministerio Público.

Al momento de la publicación de este artículo, ya son investigados en Panamá por actos masivos de corrupción a nivel financiero las siguientes personas:

Rafael Guardia Jaén, Rafael Guardia Juarez, Guillermo Ferrufino, Gaby Betesh, Gabriel Batesh, Giacomo Tamburelli, Ivette de Obarrio, Ivette Barsallo Fábrega, Juan Carlos Marciaga, Luis Puga, Manuel Ríos Correa, Milena Vallarino Ferrufino, Rosa Elvira González, Orlando Chevalier, Aldo Mangravita, Abraham Galardo, Charles Sadat, Desiree Aranda González, Diego Dolando de Icaza, Eligio González, Emma Reyes, Pablo Andrés Ruiz Obregón, Mónica Andrade, Paulet Morales, Moisés Antonio Paz, María Marín, Rodrigo Arturo del Cid, Praxedis Prenda Pinzón, Michel Goldstein, María del Carmen Vergara, Loraine Guardia Juarez, Felix Fernández Miranda, Ivette Cornelia Combe, Javier Oscar Cachafeiro, Jhonathan Guardia Andrion, José Mejía, Cristóbal Salerno, Caneto Arauz, West Valdéz, Alma Cortez, Salomon Shamah, José Domingo Arias, Ricardo Francolini, Franklin Oduber, Franklin De Janon, Ricardo Martinelli Berrocal, José Pepe Suárez, Walter Lavítola, Wiliam Parodi, Alejandro Moncada Luna, Ricardo Calvo, Manuel Cohen, Adolfo De Obarrio, Raúl Ferrer, Jaime Ford, Franklin De Lima, José Raúl Mulino, Oscar Osorio, Giselle Burillo, Yasmina Pimentel, Eduardo Peñaloza y Gioconda de Bianchini.

Es obvio que yo no puedo asegurar que las personas anteriormente enunciadas son culpables de los cargos que se le imputan en estas investigaciones. Lo importante es que la justicia, aunque selectiva, comienza a movilizarse en favor de los justo y en detrimento de la impunidad que por años, ha prevalecido en el actuar de la clase política panameña.

Pero... ¿por qué me doy a la tarea de enunciar los nombres? Porque quiero demostrar que todas las personas arriba enunciadas son miembros del partido Cambio Democrático, ahora, el principal partido de oposición (para no decir el único). Entonces yo me pregunto: ¿Habrá justicia para los torrijistas que fuimos humillados por la impunidad?

La reflexión anterior me motiva a realizar algunas preguntas a quienes concierna, sea la Corte Suprema de Justicia, Ministerio Público, Tribunal Electoral, Asamblea Nacional o el mismo Órgano Ejecutivo:

  1. ¿Por qué no se ha investigado a los miembros del Partido Revolucionario Democrático que hicieron millones de dólares en contrataciones directas con el gobierno anterior?
  2. ¿A determinado el Tribunal Electoral de dónde salieron los fondos para sostener por tantos meses la abultada planilla de la campaña presidencial del señor Juan Carlos Navarro?
  3. ¿A determinado el Ministerio Público como hizo el señor Juan Carlos Navarro para adquirir un Jet y una mansión en Miami a pocas semanas de celebrarse las elecciones generales de mayo de 2014?
  4. ¿Ya inició el Ministerio Público las investigaciones pertinentes para determinar cuáles son los patrimonios de las principales figuras de la campaña del señor Juan Carlos Navarro, y si guardan relación con sus ingresos declarados?
  5. Existe dentro del pacto de gobernabilidad Panameñista-Perredista un acuerdo para no investigar a los miembros del Partido Revolucionario Democrático involucrados en actos de corrupción con el gobierno anterior?
  6. ¿Es la justicia de este país lo suficientemente imparcial, objetiva y transparente para vencer la impunidad en el partido de Omar? De ser así: ¿Cómo van las investigaciones por el desfalco de las partidas circuitales asignadas a los Diputados de la bancada del PRD por el gobierno de Ricardo Martinelli, que en algunos casos los montos eran superiores a los asignados a los Diputados de Cambio Democrático?

Dicen por ahí que la justicia tarda... y aparentemente para los torrijistas decentes... nuestra espera por la justicia será mucho más larga. Dios quiera que esta, aunque ciega, por lo menos tenga buena memoria. Para la injusticia solo hay un remedio, y este no es el olvido, sino la justicia.
 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes