Las últimas

viernes, 8 de mayo de 2015

Bienal de Venecia contará con participación de Costa Rica en Pabellón de América Latina


San José, 7 de mayo de 2015. Este sábado 9 de mayo se inaugurará la 56a edición de la Bienal de Venecia. Como en otras ocasiones, Costa Rica estará presente en esta edición de esta reconocida exposición internacional de arte, con su participación en el pabellón del Instituto Italo-Latinoamericano (IILA).

Invitada por el curador alemán Alfons Hug, la artista costarricense Priscilla Monge formará parte del proyecto “Voces indígenas” que se exhibirá en el Arsenale.

El proyecto de Hug concientiza la problemática de la desaparición de las lenguas nativas de América. Para el curador “con la extinción de cada lengua, desaparece no solo un valioso patrimonio lingüístico, sino también una auténtica y única perspectiva del mundo y del medio ambiente”.

En la propuesta participan 21 artistas, invitados por su afinidad con el legado lingüístico indígena. Según Hug en la elección de las 17 lenguas “se tomó en cuenta no solo la relevancia histórica y cultural de la lengua y del grupo étnico, sino también el peligro de extinción al que están expuestas y su atractivo estético”.

Según Hug, “para este proyecto, han sido seleccionados artistas que tienen una afinidad con el legado lingüístico indígena. En la elección de las 17 lenguas se tomó en cuenta no sólo la relevancia histórica y cultural de la lengua y del grupo étnico, sino también el peligro de extinción al que están expuestas y su atractivo estético. Los artistas de este proyecto determinaron, además, el tema y el tipo de texto a exponer, ya sea ficción, fábula, oración religiosa, etcétera”.

“El proyecto está propuesto además como contribución al debate en relación conl Humboldt-Forum, el proyecto cultural más importante de Berlín, previsto a ser inaugurado en 2019. Las obras sonoras serán publicadas en DVD, para formar parte de importantes colecciones públicas de arte en América Latina y Europa. Adicionalmente, la instalación de sonido será presentada por el Instituto Goethe en 12 ciudades de América del Sur en 2015”, finalizó Hug.

El Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) informó que a nivel formal, el proyecto consiste en una instalación sonora en la cual, en el espacio, intencionalmente austero, se escuchará un murmullo indefinido y polifónico, “una suerte de tapiz sonoro que recuerda un espacio sacro”; las diversas lenguas se
harán claramente audibles a medida que el visitante se acerque a cada uno de los altoparlantes.

El MADC recibió copia de la invitación que le extendió el IILA a la artista Priscilla Monge, la cual se valoró minuciosamente por la Junta Nacional de Curadores y una vez aprobada la misma, se procedió a tramitar la Declaratoria de Interés Cultural y solicitar el apoyo del Ministerio de Cultura y Juventud.

Históricamente la participación de Costa Rica en la Bienal de Venecia ha estado estrechamente vinculada con el Pabellón organizado por el ILLA. Este escenario es un espacio compartido con los demás países del instituto, donde participan otros países centroamericanos; lo cual implica una plataforma contextualizada y dimensionada a las posibilidades. Otro punto importante es la rigurosidad con la que el ILLA ha llevado el proceso durante los últimos años, en el que invita a un curador para realizar la selección y el hecho que, desde hace 4 ediciones de la Bienal, el Pabellón del ILLA se encuentra ubicado dentro del Arsenale, donde comparte espacio con la exhibición principal.

Presencia costarricense. Por su parte, la propuesta de Priscilla Monge titulada Carajacaquijerrisuf (2014), consiste en una narración del grupo étnico y lengua Maléku sobre una importante tradición, la ‘Celebración de las Tortugas’, que por mucho tiempo no pudieron realizar por tener prohibida la caza dentro del refugio en el que habitan. El lugar es considerado sagrado para la comunidad y durante mucho tiempo se realizaron allí ceremonias religiosas, según datos del MADC.

La palabra maléku significa “persona” y su plural es maleku marama, “nuestras personas”. El grupo indígena Maleku habita fuera de los límites del refugio Caño Negro en la Reserva Indígena Maleku que tiene una superficie de 2743 hectáreas. Se ubica en la provincia de Alajuela, cantón de Guatuso y San Carlos, Costa Rica.

Durante este proceso, iniciado en el 2014, la artista Priscilla Monge ha contado con el apoyo y aval del Ministerio de Cultura y Juventud, el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo y la Junta Nacional de Curadores del MADC.

Foto 1: Vista del espacio del Pabellón de América Latina - IILA
Foto 2: Priscilla Monge, artista que representará a Costa Rica en la Bienal de Venecia.

Producción Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC)
Reproducción y adaptación - Oficina de Prensa MCJ / Consecutivo 194 / FEM / 07-05-2015


 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes