Las últimas

miércoles, 19 de marzo de 2014

MORALIDAD: LA BELLA AUSENTE EN EL PROCESO ELECTORAL PANAMEÑO

Luis Flórez Karica
Por: Luis Flórez Karica.

Después de la conferencia de prensa del día de ayer, en la cual miembros del Partido Revolucionario Democrático, encabezados por su Secretario General y candidato presidencial Juan Carlos Navarro, hicieran fuertes declaraciones contra el Gobierno de Panamá, me queda la duda sobre si la dirección política de este colectivo desea perder las elecciones, o simplemente quienes dirigen esta campaña son unos soberanos incompetentes.

Ya se puede percibir en la población una especie de hastío por la doble moral y el doble discurso. El reconocido periodista Alvaro Alvarado ha iniciado una especia de “campaña de adecentamiento”, en la cual manifiesta su inconformidad con aquellos políticos que denuncian actuaciones que ellos mismo aprueban y cometen, y es que debiera haber concordancia en lo que un político piensa, dice y hace.

Por ejemplo, no es posible que una persona denuncie a otra de robar, pero en la primera oportunidad, utiliza su influencia para apropiarse indebidamente de algo; o que alguien acuse a otro de narcotraficante, pero cuando llega el fin de semana consume y vende drogas; o peor aún, que alguien acuse a otro de prostitución infantil, pero paga a menores de edad por servicios sexuales.

La moralidad es, sin duda alguna, la bella ausente en el proceso electoral panameño, pues vemos a los tránsfugas del pasado denunciar a los tránsfugas de hoy; y a los que entraron limpios y salieron millonarios, denunciar a los que entraron millonarios y saldrán multimillonarios, dejando a las campañas de los candidatos expuestas a señalamientos permanentes, contribuyendo aún más al deterioro general de toda la clase política panameña.

A pesar de que el Gobierno Nacional ha realizado una tremenda labor en materia de obras civiles y programas sociales, sus desaciertos y actos de corrupción son suficientes para que la oposición barriera con los partidos Cambio Democrático y Molirena en las elecciones del próximo mes de mayo.  Sin embargo, aún lideran todas las encuestas, lo que me lleva a pensar que las campañas de Juan Carlos Navarro y Juan Carlos Varela han sido mal manejadas, vuelvo y repito, ya sea porque estas estén infiltradas, o simplemente quienes las dirigen son unos soberanos incompetentes.

En el caso del PRD, Si no hubiera sido por el “hombre ambulancia” (Gerardo Solís), que llegó a la campaña con una mascarilla de oxígeno, dándole vida a la campaña, sin duda Juan Carlos Navarro ya estuviera detrás de Genaro López. Pero más que explicar el porqué de este fenómeno, me voy a referir específicamente a la conferencia de prensa ofrecida en el día de ayer por el PRD. 

Si yo hubiera sido asesor de la campaña de Juan Carlos Navarro, yo hubiera sentado a Balbina Herrera con sus abogados en la mesa de aquella conferencia, para que ella le planteara al mundo, que en este país a ella se le procesa penalmente por denunciar lo que en Italia, ha sido motivo de un llamamiento a juicio.  Esto sí hubiera tenido una incidencia positiva en la campaña.  Años atrás, mientras Balbina hacía la denuncia en los medios de comunicación, el silencio cómplice del entonces candidato a Secretario General del PRD era extraordinariamente ensordecedor.  Era ella, más que cualquiera, quien contaba con la moral para hacer declaraciones sobre el caso Lavítola en nombre del PRD.

Haber sentado en la mesa a la persona menos indicada para hablar de “enriquecimiento ilícito”, como el expresidente Martín Torrijos, solo genera indignación y desaprobación no solo en la población, sino también entre algunos miembros del partido, trayendo de vuelta el caso CEMIS, incidiendo negativamente en la campaña, y sometiendo a todo el partido a menos de 45 días de la elección, a una posición desventajosa, pues para mí, esa conferencia no es más que un show desesperado, no por Juan Carlos Navarro, quien parece que asistió obligado, sino de una campaña desesperada, no sé si por ganar… o por perder las elecciones.

Lo que yo planteo es que el PRD no tiene moral para criticar el metro bus o el metro, pues cuando estuvo en el gobierno no hizo nada por solucionar el problema del transporte.  Lo que yo planteo es que el PRD no tiene moral para hablar de enriquecimiento ilícito, cuando muchos de sus miembros también lo hicieron.  Lo que yo planteo es que en el PRD hay gente lo suficientemente honesta y seria para ser utilizada por la campaña para hacer denuncias como esta.  Lo que yo planteo, caros lectores, es que si Juan Carlos Navarro guardó silencio en todo este tiempo sobre el tema Lavítola, sus declaraciones y señalamientos a pocos días de la elección solo contribuyen más a una segunda derrota electoral para el partido de Omar.  La victoria ahora depende de las reservas de oxígeno que pueda tener “El Hombre Ambulancia”.

Sueño con un país cuya justicia sea lo suficientemente madura para hacer pagar por sus crímenes a quienes delinquen, así sean Presidentes o no. A mi criterio, ninguno de los tres candidatos con opciones me da garantías de que esto será posible en el próximo quinquenio. Después de mayo, sea el resultado que sea, habrá que esperar 5 años más para tener una nueva opción de adecentar este país.

 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes