Las últimas

lunes, 26 de enero de 2015

El gran desafío de hoy: Artículo de José Dídimo Escobar


Por: José Dídimo Escobar.

En el día de ayer fue detenido en Nueva York, y puesto a órdenes del FBI, el presidente de la Asamblea estatal de Nueva York, el veterano político demócrata Sheldon Silver, quien es parte de ella desde 1976, es decir, casi cuarenta años. 
 
Se le acusa de aceptar sobornos y de corrupción, cargos que deben ser probados ante los tribunales en el proceso que resulto de una investigación de hace un par de años. 
 
Se preguntarán ustedes, a qué viene esta noticia.
 
Las razones son tres: 
 
Que la corrupción es generalizada en el mundo. 
 
Que en ciertos lugares hay resultados, caiga quien caiga y en otros lugares no pasa nada y cuando no se hace nada, los resultados de esa grave negligencia, son una acumulación que termina estallando ante nuestros propios ojos y resulta en una condición de estado fallido. 
 
Que son las autoridades investigativas y las que dirigen los procesos, las que; sin miramientos a la condición de nadie, deben proceder con todas las garantías, pero implacables en la defensa de los derechos de todos los ciudadanos a no ser disminuidos en sus haberes patrimoniales y guardar fielmente el cumplimiento de la ley y los valores de respeto y Decencia que deben distinguir a una sociedad sana y correcta como la que pretendemos. 
 
Un hecho destacable de este caso, sale a relucir como parte del debate que hoy se establece y es la permanencia en el poder público de las personas por mucho tiempo a través de los mecanismos de reelección y al respecto debemos recordar esa brillante frase de Simón Bolívar que dice:  “Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía.” 
 
Y ya que caminamos por el pensamiento del libertador, debemos recordar también que:"La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene laigualdad y la libertad." 
 
La administración de esta medicina, verdadera virtud, es la que más me preocupa en Panamá, porque ausente está, hace mucho rato, su propia corrupción la invalida para el más mínimo acto de rescate de la decencia y el Decoro. Porque antes de Juzgar los deleznables actos en la nación, habría que juzgarlos a ellos primero. Por lo que; no habiendo Justicia como debiera, está en peligro nuestra propia libertad.
 
Copyright © 2012-2016. Fragata Cultural. Todos los derechos reservados. Desarrollado con plantillas OddThemes